¿POR QUÉ OPERAR CON FUTUROS?

Operar los sistemas en derivados financieros como son los futuros, nos permiten operar en los mercados tanto en posiciones alcistas como bajistas, y con estrategias de inversión diversas, intradiarias o más largo plazo continuas.

Las posiciones se catalogan, estar a largo o comprado, esperando que el mercado suba, o por el contrario en posiciones a corto o vendido, esperando que el mercado baje.

Los futuros son un producto complejo y con alto riesgo, pero a su vez permiten en operativas a corto plazo intradiarias o swing, obtener rendimientos muy interesantes, al tratarse de productos apalancados.

Operar con futuros, proporciona una calidad en las operaciones, al ser un producto regulado, controlado y supervisado, por las autoridades competentes, que cuenta con cámaras de compensación.

En el trading, se buscan productos con gran liquidez para tener contrapartidas en las operaciones al precio deseado, característica que brindan los futuros, al igual que comisiones bajas en las ejecuciones respecto a otros subyacentes como acciones, fondos o cfds, que son mucho más elevadas.

Los contratos de futuros existen sobre materias primas, índices bursátiles, tipos de interés, divisas, etc. Permitiendo un gran abanico de posibilidades de trading.