Las ventajas del trading automático, respecto al discrecional son muchas, y vamos a enumerar las más destacadas. En primer lugar permiten respetar las estrategias de inversión al 100%, al estar automatizadas, las ordenes se ejecutan sin verse afectadas por factores externos ni por factores humanos, que impiden que se opere de forma tan precisa.

Evitan estar delante del ordenador de forma continuada, al poder ser alojadas en servidores, los cuales lanzan las ordenes automáticamente cuando detectan las entradas y salidas programadas en las estrategias.

La falta de influencia del factor psicológico del trader, es una de las mayores ventajas al no verse la máquina afectada por la presión o la euforia del momento que siempre merma la forma de operar negativamente.

Nos permite una mayor diversificación en la operativa, al poder abarcar mayor número de mercados, y sistemas de trading, al poder operar las 24 horas del día, sin un desgate físico.

Mejores estrategias de inversión, al tener los sistemas programados, permiten una mayor adaptación a los cambios, con optimizaciones continuadas, a medida que se van obteniendo más datos de precios, y facilidad de introducir indicadores para mejorar las estrategias, comprobando mucho más rápido los rendimientos en backtesting.