Algunas de las ventajas de usar sistemas de trading són las siguientes :

  • Es posible incorporar una  automática ,rigurosa y segura  gestión del riesgo.
  • Permiten el examen de todos los parámetros y resultados de un Sistema profesional. Este proceso es denominado prueba de estrategia o “backtesting”. Con la posibilidad de optimizar los parámetros necesarios para mejorar los resultados bajo unos criterios de riesgo siempre los menores posibles, buscando potenciar la robustez o consistencia en el tiempo, es decir, que los resultados se repitan en el futuro.
  • Gestionan de forma automática e inteligente de los Stop Loss, Take Profit, Trailing Stop, órdenes pendientes, órdenes abiertas, abren nuevas posiciones, cierran… suponiendo un gran reto intelectual para muchos.
  • El usuario puede decidir cuándo activar un Sistema Automático. Optando entre obtener simplemente señales de Compra/Venta (sin ejecución) y que además se produzca la ejecución de las mismas automáticamente por el ordenador.
  • Ofrecen la oportunidad de diversificar , aplicándolos en diferentes instrumentos no correlacionados entre sí. Añadiendo un mayor grado de diversificación aplicando sistemas distintos (algunos de ellos buscan tendencias, otros aplican técnicas de scalping, otros swing trading, redes neuronales, pronóstico de variables, se aplican en diferentes timeframes, etc).
  • Se trata de una alternativa especialmente valorada por los inversores que les es imposible supervisar los mercados y analizar los mismos durante las 24 horas del día. El trader u operador no puede estudiar simultáneamente multitud de indicadores, puntos de giro, Fibonaccis, soportes, resistencias y diferentes timeframes de varios instrumentos, pero un Sistema Automático de Trading sí es capaz y, además, puede lanzar la operación en menos de un segundo, ejecutándose instantáneamente de una forma garantizada, sin la intervención del ser humano.
  • Eliminan las debilidades generadas por el factor humano, que habitualmente cae ante la presión psicológica y la irracionalidad que a veces presentan los mercados.